Rutas para descubrir los Pirineos

By | May 15, 2014

Para el que no lo sepa, los Pirineos son una región montañosa que unen España Andorra y Francia. Es una gran zona cordillerana que cuenta con pequeños poblados alrededor, mucha naturaleza y unos paisajes hermosos.

Mucha gente de todo el mundo viene a este lugar a recorrer todos los caminos que hay, con hermosas vistas, donde uno puede estar en contacto con la naturaleza y olvidarse un poco de la vida de la ciudad.

Hay incontables senderos que se pueden recorrer, más que nada a pie pero se pueden hacer en bicicleta, pero hare una breve mención de algunos para que sepan de qué se trata.

Ruta entre Goriz y Pineta

El Goriz – Pineta, un camino de 13km que empieza a poco más de 2000 metros de altura para culminar en el Punto Pineta bajando a 1200 metros.

El camino es bastante directo hasta la mitad, luego hay muchas curvas y y zigzags lo cual hacen que el camino dure un poco más de lo normal, lo que no hace que el paseo se disfrute menos.

La vista es espectacular, pero les recomiendo tener un mínimo de estado físico y desayunar bien antes de salir.

Palancas del Espital a Ibones de Gorgutes Pto de Glera es un camino más corto, son poco menos de 6 kilómetros si hacen ida y vuelta, y a medida que avancemos iremos descendiendo lentamente, lo cual es algo bueno. De los 2000 metros hasta los 1600. Eso si salen desde Palancas del Hospital, Francia. El problema es la vuelta, que son casi 3 kilómetros de subida.

Lo bueno es que del otro lado, hay un lugar para hospedarse y comer.

Ruta circular invernal

Para los más valientes tienen caminos como el Circular invernal que va desde Llanos del Hospital por Portillones y Aigualluts.

Es un sendero muy largo, que empieza en Llanos a 1700 metros de altura. El camino en si es bastante directo, hay alguna que otra curva pero son muy pequeñas, por lo que no hay distancia desperdiciada. Ya llegando a los 6 kilómetros, o tal vez antes, ya deberían empezar a ver un poco de nieve, y a los 8 ya estarán cubiertos, por lo que deben ir muy bien abrigados ya que en la cima del sendero hace bastante frío. A eso súmenle que estarán a más de 3000 metros de altura. La vuelta si bien es en bajada, es un poco abrupta por lo que deben tener muchísimo cuidado al bajar. Ya a los 4 kilómetros se estabiliza y el camino se vuelve mucho más fácil, dejarán de ver la nieve en seguida y el camino de vuelta es igual de directo que el de ida. Luego de 6 kilómetros desde que bajaron, deberían llegar al mismo camino por el que empezaron.
En total son 23 kilómetros y la cima está a los 11 y medio.

En fin, senderos hay muchos, para los más aventureros y para los que solo quieren caminar y disfrutar una vista excelente. Tengan cuidado que cuando lleguen a los Pirineos les sobrará información sobre cada recorrido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *